Breviario (2-9 de febrero)

 

Mi hija me preguntó si tenía tiempo para jugar parchís y terminamos comiendo a las  9.00 de la noche, del martes.

He visto una noticia pésima en factura y credibilidad en el Noticiero Estelar y me incomodé con que esas cosas me incomodaran todavía.

Fui a las TRD por detergente para fregar  y he contado más de 10 formas de vender champiñones en Cuba. Se ven lindos. Por supuesto, he virado sin detergente ni champiñones en lata.

Leí cosas bellas de mi Cuba bella y encontré el optimismo en una entrevista a Eusebio Leal.

Mi vecino de los bajos se ha enfermado, tiene más de 80 años y habla inglés. Ahora oigo con frecuencia al custodio que quiere aprender y le pide traducciones desgañitándose para no subir ni hacerlo bajar. Estoy estudiando yo también.

Alguien me ha escrito una carta que tengo miedo a leer y que no recibiré en sobre ni me traerá el cartero. Definitivamente es la carta más atípica del mundo.

Sumé algunos amigos en Facebook y aún así (ahora más) debo un montón de invitaciones, comentarios y likes. Me di “latigazos”, otra vez, porque se supone que, al menos, suba mis trabajos y sea más @sociable… y sigo viviendo fuera de las redes, casi siempre.

Estuve casi una hora conversando con un cardiólogo de 65 años que ha pasado más de la mitad de su vida palpitando por su gente y dando pedales en una bicicleta. Me he sentido la mujer más tonta del mundo.

Intenté comprar un regalo para el 14 de febrero y terminé pensando en el título de un comentario. Se llamará, Amores de pacotilla. Seguro se publica “en ocasión”. Voy contracorriente en él.

He estado en una reunión donde he defendido lo que “no se debía” y he visto el desacuerdo contundente de quienes podrían ser igual de contundentes (en respaldo) si un día alguien decidiera que eso era, justamente, lo que “se debía”.

Aumenté la lista de pendientes hasta establecer prioridades dentro de las prioridades y me dio gracia el modo en el que la vida se me jerarquiza y te obliga a tachar cosas como esta: “pensar un tema y escribir pal blog”.

Anuncios

5 comentarios en “Breviario (2-9 de febrero)

      • yo también soy de listas diarias y, en mi experiencia, lo que mas se disfruta es hacer la lista en sí, el acto de organizarlo todo, darle prioridades, ya da una sensación de deber cumplido cuando aún no has empezado a cumplir nada, y es tan fuerte que a veces me satisface y ya no le doy tanta importancia a cumplir las tareas, me tranquiliza saber que en la carpeta está la lista…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s